AL CAMPO CON EL PERRO

Publicado en Especies nº 155 - Mayo 2012

La llegada del buen tiempo siempre en una buena noticia para las personas que disfrutan de los paseos por el campo con su perro. Contamos con más horas de sol y las altas temperaturas invitan a pasar mucho más tiempo fuera de la ciudad disfrutando de la naturaleza junto a nuestra mascota. Pero es importante que antes de iniciar una jornada campestre con nuestro mejor amigo preparemos todo lo que el perro pueda necesitar, tanto para prevenir algún tipo de accidente como para el disfrute de toda la familia.

VIAJAR SEGURO EN EL COCHE
La ley de Seguridad Vial exige que los animales transportados en el coche no interfieran ni molesten al conductor durante el trayecto. Hay varios sistemas validos para evitar este problema:

Para todos los perros, existen varios accesorios que podemos encontrar en cualquier tienda especializada de mascotas y que ayudará a que el viaje por carretera sea lo más cómodo y seguro para el perro y las personas que viajen en el coche:

Los transportines: En el caso de perros de tamaño pequeño, la forma más segura y cómoda de viajar es llevarlas dentro de un transportín ubicado en el suelo detrás de los asientos delanteros. Los transportines rígidos en el maletero son ideales en el caso de llevar perros grandes. Estos deben colocarse con el costado apoyado en el respaldo del asiento trasero para que, en caso de accidente minimizar los daños del perro o los pasajeros.

Las vallas o rejillas divisorias: Las vallas divisorias, son una especie de rejillas ajustables firmes que permiten separar a los perros de la parte delantera del coche. Los animales viajan cómodamente en la parte de atrás del vehículo sin molestar ni distraer al conductor. Son muy prácticas para el transporte de perros grandes.

Los complementos para el cinturón de seguridad: Existen unos arneses y complementos para el cinturón de seguridad del coche que son muy útiles para sujetar al perro y evitar que se mueva demasiado. Además, asegura al animal en el asiento de atrás en caso de un frenazo brusco o un accidente.

PREPARANDO LA MALETA DEL PERRO
A la hora de prepararnos para una salida al campo es importante preparar todo lo que pueda necesitar nuestro perro durante la jornada. Aunque depende de los días que vayamos a pasar disfrutando de la naturaleza con nuestra mascota, es imprescindible llevar una serie de cosas que nos serán muy útiles:

Agua y comida: es necesario llevar siempre abundante agua y un recipiente para que pueda beber en cualquier momento. Las temperaturas pueden ser muy altas, y el ejercicio hará que el perro muestre más sed de lo habitual. Además, cabe la posibilidad que durante un largo paseo no encontremos agua potable para que pueda refrescarse.

La comida solo será necesaria si la jornada festiva dura más de un día, pero es importante llevar parte de su propio pienso por la posible dificultad de encontrar la misma marca en el lugar donde nos desplacemos.

Botiquín y los habituales antiparasitarios: Cuando nuestro perro disfruta de su libertad en el campo, se pasa el día corriendo, saltando, revolcándose, mordiendo palos, nadando en ríos y haciendo un montón de cosas divertidas que no podía hacer viviendo en la ciudad. Tanta actividad puede, a veces, causar algún pequeño accidente que podemos remediar nosotros mismos si disponemos de un pequeño botiquín. Pero sería importante tener siempre el teléfono móvil a mano y un número de contacto de un veterinario de urgencias que esté por la zona.

Entre los pequeños peligros que se puede encontrar el perro en la naturaleza están las plantas que pueden causar urticaria –como las ortigas-, las zarzas –en las que se puede enredar el animal y pincharse-, y algunos animales como las orugas procesonarias que habitan en los pinos y que si caen al suelo y el perro las ingiere o se las mete en la boca, pueden provocarle una inflamación en la lengua que debe ser tratada urgentemente por el veterinario.

También hay que tener en cuenta que, en la época de calor, abundan los parásitos externos como las pulgas, las garrapatas y los mosquitos transmisores de la Leishmania. En el mercado, existen collares y productos antiparasitarios que funcionan como repelentes de estos parásitos. Es muy importante asesorarse por un especialista sobre cuál es el más indicado para nuestra mascota.

OTROS ACCESORIOS PARA EL DISFRUTE DEL PERRO
Es muy posible que durante nuestra jornada campestre, encontremos algún rio o playa y el perro no pueda resistirse a darse un buen chapuzón y nadar para refrescarse. Por eso es importante llevar una toalla para secarlo cuando termine de disfrutar del baño y procurar que el collar que lleve puesto sea resistente al agua. Además, debemos tener en cuenta que el agua salada y la arena del mar son perjudiciales para la piel del perro por lo que es aconsejable limpiarlos siempre con agua dulce.

Si nuestro can tiene un juguete favorito, también podemos llevarlo, ya que nos ayudará a que no coja otras cosas que puede encontrar por el campo y que pueden ser peligrosas para él. Pero también es un buen momento para probar juguetes nuevos como los de tipo interactivo que nos permiten jugar con el perro, como la pelota, el frisbee o disco volador, un boomerang o cualquier juguete que se pueda lanzar (algunos incluso flotan en el agua), etc. Con estos juguetes conseguiremos que nuestra mascota haga ejercicio y se divierta con nosotros.

ACTIVIDADES PARA COMPARTIR
A muchos perros les gusta practicar deportes al aire libre con sus dueños, y podemos hacer ejercicio con ellos de muchas maneras, como correr a nuestro lado mientras hacemos footing e incluso cuando vamos en bicicleta, rastrear, etc.

Jugar con el frisbee: El frisbee o disco volador es un juguete que se lanza al aire para que el perro salte a cogerlo. Existen de diferentes materiales y tamaños, y los de plástico, que flotan, son especialmente adecuados para los perros a los que les gusta entretenerse en el agua. El frisbee es muy apropiado para jugar con varias personas, al poder lanzárselo unas a otras mientras el perro corre y salta intentando atraparlo. Es uno de los juegos favoritos del perro.

Canicross: El canicross es una disciplina deportiva en la que el perro participa junto a su dueño, sujeto de un cinturón especial. Se trata de hacer que el perro corra por delante o al lado, y sin tirar excesivamente. Este deporte exige una gran compenetración entre can y dueño para poder correr con garantías.

Bikejoring:  Es una versión del mushing (carreras de trineos tirados por perros en la nieve) pero este deporte se realiza en el campo y el perro tira de una bicicleta en lugar de un trineo. Se pueden conseguir fácilmente los complementos de sujeción del can a la bicicleta en tiendas especializadas.

Rastreo: A todos los perros les gusta rastrear, y es muy divertido jugar con nuestra mascota a que nos busque utilizando su nariz. Sólo tenemos que dejar unas huellas claras en el campo cuando el perro no nos vea y escondernos a pocos metros de donde empezamos a marcar el rastro. Para hacérselo más fácil al perro podemos poner alguna golosina en cada una de las huellas que dejamos.

Pasar una jornada campestre puede ser el mejor plan para un fin de semana, además de convertirse en un ejercicio fantástico tanto para nosotros como para el perro, que podrá correr, saltar y quemar toda la energía acumulada a lo largo de la semana.

Educación y adiestramiento canino JR Batallé