MARY MCGRORY, periodista (1918-2004)

Los perros, benditos sean, actúan juzgando que los seres humanos son frágiles y requieren muestras incesantes de afecto y de seguridad. El lamido casual de la mano y el mentón peludo sobre el empeine están calculados para hacer saber al tembloroso amo que tiene cerca un amigo.

Posted on August 22, 2013 .