HUESOS PARA LOS PERROS

Los huesos, sobre todo los de ave, son muy peligrosos para los perros. Pueden astillarse u obstruir el intestino. Existen productos para roer que son inofensivos y que se pueden encontrar en tiendas especializadas de animales como, por ejemplo, los huesos hechos con piel de búfalo o tiras secas de buey.

Aunque todos los perros se vuelven locos por un hueso de pollo, no hay que arriesgarse a que nuestro perro contraiga una gastroenteritis o algo peor.

Posted on May 7, 2009 .