CÓMO ENSEÑAR AL PERRO A SALUDAR CORRECTAMENTE

Publicado en Perros & Cía Nº 176 - Enero 2009

Algunos perros muy sociables y cariñosos tienen la mala costumbre de saltar encima de las personas para saludarles. Este comportamiento, aunque normal para el perro, es una autentica molestia para algunas personas, e incluso puede llegar a ser peligroso si el perro se abalanza sobre una persona mayor o un niño.

La conducta de subirse o saltar encima del dueño o de otras personas es un problema muy frecuente que ocurre, sencillamente, porque nadie le ha explicado al perro que no debe hacerlo. Cuando el perro brinca sobre nosotros u otras personas, lo hace para saludar, para llamar la atención, o para jugar. En lugar de enfadarnos, lo que hay que hacer es enseñarle a saludar de una manera más apropiada.

Las personas suelen saludarse estrechándose la mano, mientras los perros se olisquean, se lamen las comisuras de los labios y dan saltos de alegría. Es un ritual que practican desde la infancia con sus adultos, y al crecer conservan esta conducta como saludo. Respecto a los perros, que andan sobre cuatro patas, las personas mantenemos una posición vertical, y, por lo tanto, los perros intentan llegar saltando hasta nuestra cara para saludarnos.

Este comportamiento es reforzado inconscientemente por los dueños porque, de cachorro, suelen mostrarse divertidos y alegres cuando lo ven saludar así. El problema viene cuando el perro se hace adulto y se abalanza sobre nosotros con todo su peso, dejándonos sus huellas en la ropa.

CÓMO EVITARLO
Existen dos técnicas que hay que utilizar de forma conjunta, y que son de gran efectividad:

Primero debemos enseñar al perro a sentarse o tumbarse. Cada vez que lleguemos a casa y el perro quiera abalanzarse sobre nosotros para saludarnos, le ordenaremos que se siente o se tumbe, y sólo cuando nos obedezca le premiaremos y le saludaremos de forma tranquila y cariñosa.

En segundo lugar, utilizaremos su propio lenguaje. Los perros adultos, al ser molestados por otros perros que saltan para jugar o saludar, se dan la vuelta y se alejan. Es lo que debemos hacer: cuando veamos que el perro va a saltar sobre nosotros, daremos un giro de 90º y nos alejaremos, ignorándolo. Y no le haremos caso hasta que se tranquilice y se siente.

De este modo, en poco tiempo, la conducta de saltar desaparecerá, y el perro esperará sentado o tumbado para saludar.

OTROS TRUCOS PARA QUE DEJE DE SALTAR
- Agacharnos a su altura al entrar en casa, y levantarnos lentamente manteniendo tranquilo al perro. Sólo si no salta le saludaremos.
- Cuando salte, nos retiraremos rápidamente de modo que aterrice en el suelo y le ordenaremos que se siente.
- Dar un sonoro pisotónen el suelo que desconcertará al perro, provocando que mire nuestros pies. Entonces aprovecharemos ese momento de calma para ordenarle que se siente y, si lo hace, premiarlo.
- Cuando el perro salte, le sujetaremos las patas delanteras y, sin soltarlo, caminaremos hacia él. Al perro no le gusta nada esa situación, y se lo pensará dos veces antes de volver a intentarlo.

NO SALTAR SOBRE LOS EXTRAÑOS
Los ejercicios para educar al perro a que no salte sobre las personas deben hacerlos todos los miembros de la familia. Mientras estemos corrigiendo la conducta es bueno tener algún premio a mano. Una vez que el perro ha aprendido a comportarse, las caricias bastan.

Si vienen invitados a casa, hay que avisarlos. Al entrar deben ordenarle que se siente y, seguidamente, premiarle con una chuche.

En la calle debe tenerse controlado con la correa. Cuandosospechemos que va a abalanzarse sobre alguien, hay que ordenarle que se siente, y dejar entonces que la persona a la que quería saludar le acaricie y le premie con una galleta.

Educación y adiestramiento canino JR Batallé