“MENSAJE” - ODILE RODRÍGUEZ DE LA FUENTE

Mensaje en el sentido más general, es el objeto de la comunicación. Está definido como la información que el emisor envía al receptor a través de un canal o medio de comunicación (como el habla, la escritura, etc.); aunque el término también se aplica, dependiendo del contexto, a la presentación de dicha información; es decir, a los símbolos utilizados para transmitir el mensaje.

Cualquiera que sea el caso, el mensaje es una parte fundamental en el proceso del intercambio de información.

El mensaje es el objeto central de cualquier tipo de comunicación que se establezca entre dos partes, el emisor y el receptor.

La serie más popular de Félix Rodríguez de la Fuente recogía en su titulo el mensaje de conciliación y unión indisoluble que existe entre El Hombre y la Tierra. Creo que todo español al que se le pregunte sobre Félix, podrá afirmar que su recuerdo está vinculado a momentos de unión familiar, de apasionado descubrimiento de los secretos de nuestra naturaleza y sobre todo, de un mensaje positivo y esperanzador sobre el futuro del Hombre y la Tierra.

Mi padre ensalzaba valores que nos hacían sentir más humanos, elevaba el nivel cultural de su audiencia, contagiaba a todo aquel que le escuchaba de su insaciable curiosidad y ganas de vivir la Aventura de la Vida. Estos ingredientes cobran aún más importancia en los tiempos que corren.

Existe un pesimismo, desazón, desconfianza e incluso desánimo que pueden cercenar lo que debería caracterizar esta etapa de la humanidad: la firme esperanza de que podemos construir un mundo mejor para nuestros hijos.

Desde la Fundación que lleva el nombre de mi padre trabajamos activamente, no en la denuncia y lucha contra el sistema actual, sino en la construcción de un sistema mejor.

Creemos firmemente que existen numerosas experiencias, investigaciones, propuestas y reflexiones que nos ayudarán a valorar el verdadero lugar que el hombre debe ocupar en la tierra. Vivimos en un mundo de abundancia. Solo necesitamos reorganizar el uso sostenible y equitativo de la riqueza del entorno. En este sentido, tal y como ya preconizaba mi padre, es vital retomar el contacto con nuestro entorno a nivel local, con una organización inspirada en la de las comunidades rurales, que apueste por la autosuficiencia y el intercambio de excedentes. Estas comunidades, cómo las células de un cuerpo, se comunicarán y organizarán globalmente de forma instantánea en el tiempo a través del uso de las nuevas tecnologías. Esa sociedad del futuro, de conciencia expandida, en profunda comunicación con la vida, será muy probablemente horizontal donde los bienes se gestionarán de forma comunal y donde el conocimiento y la energía estarán completamente liberados y al acceso de todos.

Desde la Fundación creemos que ese futuro no está muy lejos y que las crisis que se ciernen no son más que síntomas de que un ciclo que termina y auto-consume para dar lugar a otro de extraordinaria belleza y armonía.

Autora: Odile Rodríguez de la Fuente. Directora general de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente (FFRF)

Posted on May 28, 2011 .