CHARLES ROBERT DARWIN, naturalista inglés (1809-1882)

Pero el hombre no sabe expresar cariño ni humildad mediante signos externos, como tan claramente lo hace el perro, por ejemplo cuando, con las orejas caídas, los labios colgando, el cuerpo oscilando de un lado a otro y moviendo la cola, recibe a su querido amo.

Posted on November 24, 2012 .