JEAN DE LA FONTAINE, poeta (1621-1695)

Este perro hablaba muy a propósito: su razonamiento podía ser muy bueno, en la boca de un amo; pero al ser sólo perro se decía que no valía nada.

Posted on February 4, 2011 .