"EPITAFIO A BOATSWAIN" - GEORGE GORDON BYRON

George Gordon Byron -uno de los escritores más importantes del Romanticismo- amaba a los animales. Llegó a tener monos, loros, gatos, un águila, un halcón, un cuervo, un tejón, gallinas de Guinea, una grulla egipcia, una garza, e incluso un zorro y un oso. Pero su mascota más amada era su perro Boatswain, un can de raza terranova al que le dedicó estos versos en su epitafio:

Aquí reposan
los restos de una criatura
que fue bella sin vanidad,
fuerte sin insolencia, valiente sin ferocidad
y tuvo todas las virtudes del hombre
y ninguno de sus defectos.

Algunos autores también le atribuyen la famosa frase: “Cuanto más conozco a los hombres, más quiero a mi perro”. Y aunque su autoría no está demostrada, la “extraña personalidad” y el carácter esquivo de Byron hacia ciertos sectores de la sociedad hace pensar que quizá pudiera pronunciarla.

Posted on January 22, 2014 .