EL PERRO FERNANDO

Fernando fue un perro vagabundo que vivió en la ciudad de Resistencia (Argentina) durante los años 50. El perro se hizo muy popular entre los habitantes por su oído musical, ya que solía frecuentar bares y lugares donde se realizaban conciertos o se escuchaba música.

Existen muchas teorías sobre el origen de Fernando, y también muchas anécdotas relacionadas con su afición por lo artístico. Según cuentan, la fascinación del perro por la música le llevó a que le invitaran a fiestas privadas, obras de teatro y recitales; y muchas veces la crítica del espectáculo al día siguiente dependía de las reacciones que había tenido Fernando.

Una de las anécdotas más conocidas cuenta que cuando el pianista polaco Ignace Paderewsky tocó en la ciudad, el can, que escuchaba el concierto en primera fila, gruñó, a lo que el músico detuvo su interpretación y admitió que se equivocó dos veces.

El 28 de mayo de 1963 Fernando fue encontrado muerto frente al Banco Español: Muchos negocios cerraron sus puertas en señal de luto y la Banda Municipal de Música interpretó marchas fúnebres. La ciudad le hizo un homenaje con dos estatuas realizadas en su honor. En una de ellas se puede leer el siguienteepitafio:

“A Fernando, un perrito blanco que, errando por las calles de la ciudad, despertó en infinidad de corazones un hermoso sentimiento.”

El cantante Alberto Cortez le dedicó la canción “Callejero”. Una de sus estrofas decía así:

"Era callejero por derecho propio
su filosofía de la libertad
fue ganar la suya sin atar a otros

y sobre los otros no pasar jamás.”

En la ciudad de Resistencia, en uno de los accesos a la ciudad, puede leerse en un cartel un saludo al viajero que reza: "Bienvenido a Resistencia, ciudad de Fernando”.

Educación y adiestramiento canino JR Batallé

Posted on January 13, 2014 .